Vacuna contra la paperas

0

Proteja a sus hijos con la vacuna contra las paperas

La vacuna contra las paperas es la mejor manera de proteger a sus hijos contra esta enfermedad. Generalmente es parte de una vacuna combinada (vacuna triple vírica o MMR, por sus siglas en inglés) que protege contra tres enfermedades: el sarampión, las paperas y la rubéola. Esta vacuna solo está autorizada para usarse en los niños cuando tienen entre 12 meses y 12 años de edad. Los niños deben recibir 2 dosis de la vacuna MMR:

  • La primera dosis entre los 12 y los 15 meses de edad, y
  • La segunda dosis entre los 4 y los 6 años de edad.

La vacuna MMR es segura y eficaz. En la mayoría de los niños no produce ningún efecto secundario, y los que produce suelen ser muy leves, como fiebre o sarpullido.

El médico de sus hijos puede ofrecerle también la vacuna MMRV, que es otra vacuna combinada que protege contra cuatro enfermedades: sarampión, paperas, rubéola y varicela. Hable con el profesional de atención médica de sus hijos para que lo ayude a decidir qué vacuna ponerles.

 

Protéjase contra las paperas

Todas las personas nacidas en 1957 o después, que nunca tuvieron paperas o que nunca se vacunaron, están en riesgo de contraer la enfermedad y deberían ponerse al menos una dosis de la vacuna MMR.

Los adolescentes y los adultos también deberían estar al día con la vacuna MMR. Información sobre cómo encontrar registros de vacunación.

Los estudiantes universitarios que no tengan evidencia de inmunidad deben ponerse dos dosis de la MMR, con al menos 28 días de separación. Asimismo, los adultos que estén en mayor riesgo de contraer las paperas, como los que hacen viajes internacionales y los profesionales de la salud se deberían poner dos dosis de la vacuna.

La vacuna MMR es segura y eficaz. Las personas que reciben dos dosis de la vacuna reducen su riesgo de contraer las paperas en aproximadamente un 88 % y las que reciben una dosis, lo reducen un 78 %.

 

Sigue habiendo brotes de paperas

Desde que comenzó el programa de vacunación contra las paperas en los Estados Unidos en 1967, se han reducido en más del 99 % los casos de paperas en este país. Sin embargo, se siguen produciendo brotes, particularmente en los entornos donde las personas tienen contacto cercano prolongado; por ejemplo, las universidades y las comunidades estrechamente unidas. Algunos ejemplos incluyen las personas:

  • fuertemente conectadas por un vínculo social, cultural o familiar,
  • que participan en actividades comunitarias,
  • que viven en un espacio compartido.

Durante estos brotes, las personas que habían recibido previamente una o dos dosis de la vacuna MMR también se pueden enfermar. Los expertos no están seguros de por qué algunas personas se enferman a pesar de estar vacunadas; es posible que su sistema inmunitario no responda lo suficiente bien a la vacuna. O que, con el tiempo, se reduzca la capacidad de su sistema inmunitario para luchar contra la infección. Las personas vacunadas tienen síntomas más leves y complicaciones con menos frecuencia. Además, cuando hay un alto nivel de cobertura por la vacunación, esto ayuda a limitar el tamaño, la duración y la propagación de los brotes de paperas. Por lo tanto, sigue siendo muy importante estar al día con la vacuna MMR.

Durante los brotes de paperas, las autoridades de salud pública podrían recomendar que las personas que pertenecen a grupos con mayor riesgo de contraer la enfermedad se pongan una dosis adicional de la vacuna. Estos grupos generalmente son los de personas con probabilidades de tener contacto cercano con alguien que tenga las paperas; por ejemplo, al compartir equipos deportivos o bebidas, besarse o vivir en espacios reducidos. La institución o las autoridades locales de salud pública le avisarán si usted está en mayor riesgo y debería recibir esta dosis. Si ya recibió dos dosis de la MMR, no es necesario que se vaya a vacunar a menos que las autoridades le digan que usted es parte de este grupo.

 

Las paperas pueden ser graves

Las paperas son una enfermedad contagiosa causada por un virus. La enfermedad suele comenzar con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, cansancio y pérdida del apetito. Luego, en la mayoría de las personas, causa inflamación de las glándulas salivales. Esta inflamación es lo que hace que se hinchen las mejillas, y se inflame y duela la mandíbula.

En la mayoría de las personas, es una enfermedad bastante leve. Sin embargo, puede causar problemas graves de larga duración, que incluyen:

  • Orquitis (inflamación de los testículos) en los varones que han llegado a la pubertad.
  • Ovaritis (inflamación de los ovarios) o mastitis (inflamación de las mamas) en las mujeres que han llegado a la pubertad.
  • Encefalitis (inflamación del cerebro).
  • Meningitis (inflamación del tejido que recubre el cerebro y la médula espinal).
  • Pérdida de la audición (temporal o permanente).
  • En casos raros, las paperas son mortales.

 

Cómo pagar la vacuna contra las paperas

La mayoría de los planes de seguro médico cubren el costo de las vacunas. Sin embargo, es recomendable que verifique con su proveedor de seguro antes de ir al médico. Sepa cómo pagar las vacunas.

Si no tiene seguro médico o si su seguro no cubre el costo de las vacunas para sus hijos, el Programa Vacunas para Niños (VFC, por sus siglas en inglés) puede ayudarlo. Este programa ayuda a las familias de los niños que reúnen determinados requisitos y que, de otra manera, no tendrían acceso a las vacunas. Para averiguar si sus hijos reúnen los requisitos, visite el sitio web del VFC o pregúntele al médico de sus hijos. También puede comunicarse con el coordinador del VFC de su estado.

Leer artículo completo en: www.cdc.gov/paperas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.