Prevención de la influenza: información para viajeros

El riesgo de exposición a la influenza durante un viaje depende de alguna manera de la época del año y el destino.

  • En el hemisferio norte, la temporada de influenza puede comenzar a más tardar en octubre y y durar hasta abril o mayo.
  • En las regiones templadas del hemisferio sur, la actividad de la influenza ocurre normalmente entre abril y septiembre.
  • En los trópicos, se observa actividad de la influenza durante el año.
  • Los viajeros que se encuentran en los hemisferios Norte y Sur pueden estar expuestos a la influenza durante los meses que no se mencionan arriba, en especial si viajan en grandes grupos de turistas (por ej., en los cruceros) que incluyen personas de las regiones del mundo en donde hay circulación de los virus de la influenza.

 

Los CDC recomiendan que todas las personas de 6 meses en adelante se vacunen anualmente contra la influenza.

  • Todas las personas de 6 meses de edad y mayores deben vacunarse contra la influenza todos los años, preferentemente en el otoño antes de que comience la temporada de influenza en EE. UU.

 

Las personas que no se vacunaron contra la influenza para la temporada actual y viajarán a países donde la actividad de la influenza está en curso deberían hacerlo para protegerse durante el viaje.

  • Esto es particularmente importante para Personas con alto riesgo de complicaciones por la influenza.
  • Por lo general, la vacuna contra la influenza que se utiliza en el hemisferio norte brinda protección contra los principales virus que han estado en circulación en otras partes del mundo.

 

Las personas deberían vacunarse al menos 2 semanas antes de viajar porque la inmunidad generada por la vacuna demora 2 semanas en producirse tras la vacunación.

  • No hay información disponible acerca de los beneficios de volver a vacunarse antes de los viajes de verano para aquellas personas que ya fueron vacunadas durante el otoño anterior; por lo tanto, no se recomienda la revacunación.
  • Recuerde que la vacuna contra la influenza que se fabrica para la próxima temporada o la actual generalmente vence en junio del año siguiente. Después de junio, las vacunas contra la influenza suelen no estar disponibles en los Estados Unidos hasta que se fabriquen y distribuyan las vacunas contra la influenza para la próxima temporada en algún momento durante el otoño.
  • Además, incluso si recibe la vacuna de la temporada anterior antes de viajar durante los meses de verano, debería vacunarse con la nueva vacuna contra la influenza el otoño o invierno siguiente.

 

Más información para viajeros

  • Si está enfermo con síntomas de una enfermedad similar a la influenza, no debería viajar. Estos síntomas incluyen fiebre, tos, dolor de garganta, secreción o congestión nasal, dolores corporales o musculares, dolor de cabeza y fatiga. Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos. Es importante destacar que no todas las personas con influenza tienen fiebre.
  • Si está enfermo, permanezca en su hogar al menos 24 horas posteriores a la desaparición de la fiebre* o de los signos de fiebre sin haber usado medicamentos para bajar la fiebre como Tylenol®.

 

Preparación del viaje

 

Durante y después de su viaje
Durante el viaje, siga pautas locales y practique hábitos saludables.

  • Preste atención a los anuncios del gobierno local del lugar al que viajará y monitoree la situación de salud y seguridad local.
  • Siga cualquier restricción de traslados y las recomendaciones preventivas.
  • Lave sus manos varias veces al día con agua corriente y jabón, especialmente después de toser o estornudar. (Use un desinfectante de manos a base de alcohol – con al menos un 60 % de alcohol1,2 – cuando no haya jabón disponible y las manos no se vean sucias).
  • Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo desechable cuando tosa o estornude, y arroje a la basura el pañuelo desechable que ha utilizado. Si no tiene pañuelos desechables, tosa o estornude en su manga superior, no en sus manos.
    Evite el contacto cercano con personas enfermas.

 

Qué hacer si se siente enfermo

  • Se espera que la mayoría de las personas que contrajeron influenza se recuperen sin necesidad de cuidados de salud. No obstante, si tiene una enfermedad grave o si corre alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza, busque atención médica.

Leer más información en espanol.cdc.gov/travelersfacts.htm