Robótica para el cuidado de pacientes, un avance para optimizar procesos hospitalarios

Robótica para el cuidado de pacientes, un avance para optimizar procesos hospitalarios

Aunque la cirugía robótica continúa adaptándose a disposiciones en su alcance, al tiempo se despliegan debates y hasta avances en el monitoreo de la salud mediante IA

No es novedad que los hospitales de hoy tienen la opción de tener un robot en sus salas de cirugía como una herramienta asistencial precisa para estos procedimientos médicos proponiendo un modelo de gestión diferente en las instituciones clínicas, y al que las autoridades del sector le tienen la lupa. Sin embargo, empiezan a surgir los ecos de lo que podría ser el nuevo campo de acción de la robótica sanitaria: la ‘robótica del cuidado’.

«La Red de Enfermería Informática Latinoamericana (RIEI) avanza en proyectos para que los sistemas robóticos puedan llegar a otros espacios de la clínica y alcanzar un nivel de vigilancia autónoma con los pacientes superando, inclusive, la detección de patologías, esto es la denominada ‘robótica del cuidado», afirmó el presidente de esta organización, José María Santamaría, en el portal informativo Sputnik.

Santamaría, quien es también asesor del Colegio de Enfermería de Madrid (CODEM), aseguró que en cuestión de avances en España ya existen «modelos de robots que están entrenados en toma de decisiones y acompañamiento», y agregó que están basados en IA: «La idea es crear bibliotecas de datos que en un momento determinado se puedan cargar en el robot. Todo a un bajo coste computacional». En ese sentido, la gestión es un factor prominente pues, como lo señala Santamaría, sería una manera de evolucionar la telemedicina.

Ante ese perfil de los avances, el RIEI busca que la robótica en la industria hospitalaria sea «empática y solidaria», es decir, acudir a una estrategia que permita una interacción «natural» entre la máquina programada y el paciente: «Por ejemplo, yo como enfermero cuando llego a visitar a un paciente entiendo que si una persona ha pasado una mala noche y no tiene ganas de hablar, tengo que medir cómo insistir en una respuesta», manifestó en el reportaje.

La adaptación de la Inteligencia Artificial (IA) y la cirugía robótica a la industria clínica responde a las mismas necesidades de disminuir los efectos negativos sobre la salud de los pacientes que actualmente es de índole asistencial en procedimientos, lo que significa la necesaria supervisión e intervención humana. Un ejemplo puntual de un sistema robótico asistencial es da Vinci, que permite al experto controlar los instrumentos conectados a los brazos mecánicos mientras visualiza la zona de cirugía en un video tridimensional de alta definición.

Respecto a esta tecnología La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) advirtió mediante un comunicado que esta tecnología debe evitarse «para cualquier cirugía relacionada con cáncer», tras recibir algunos reportes de lesiones presentadas por pacientes, por lo que el trabajo médico humano sigue siendo irreemplazable en esos casos.

El desarrollo de Bewell Innovations, WellPoint, un dispositivo que suple labores de asistencia al tiempo que recopila y almacena los datos de historia clínica, es otra muestra de la atención a optimización de procesos y gestión de datos mediante IA en la que se concentra el sector. Instalada a modo de estación, esta máquina toma el peso, la presión arterial y, si se requiere, mide los niveles de glucosa o analiza el riesgo cardiovascular, y alerta al personal ante una urgencia médica.

Leer artículo completo en: elhospital.com/…/Robotica

Cirugía metabólica reduce los incidentes adversos durante los eventos CV

Cirugía metabólica reduce los incidentes adversos durante los eventos CV

Según un estudio nuevo, la cirugía metabólica se asocia con menos eventos cardiovasculares adversos mayores (MACE, por sus siglas en inglés) en pacientes con diabetes tipo 2 (DT2) y obesidad.

Investigadores de la Clínica Cleveland (CC, OH, EUA), la Universidad Estatal de Ohio (OSU, Columbus, EUA) y otras instituciones, realizaron un estudio de cohorte retrospectivo de 13.722 pacientes para investigar la relación entre la cirugía metabólica y MACE en pacientes con diabetes tipo 2 y obesidad. En total, 2.287 participantes en el estudio fueron emparejados 1:5 a pacientes no quirúrgicos, lo que resultó en 11.435 pacientes control, con un seguimiento hasta diciembre de 2018. El resultado primario fue la incidencia de MACE extendida, un compuesto de seis resultados (mortalidad por todas las causas, insuficiencia cardiaca, eventos coronarios, eventos cerebrovasculares, nefropatía y fibrilación auricular).

Los resultados revelaron que al final del período de estudio, 385 pacientes (30,8%) en el grupo quirúrgico y 3.243 pacientes (47,7%) en el grupo no quirúrgico experimentaron un punto final primario, una diferencia de riesgo absoluta de 8 años de 16,9%. La mortalidad por todas las causas ocurrió en 112 pacientes (10%) en el grupo de cirugía metabólica y 1.111 pacientes (17,8%) en el grupo no quirúrgico. La cirugía metabólica se asoció significativamente con un menor riesgo de incidentes MACE, para una relación de riesgo de 0,61. El estudio fue publicado el 2 de septiembre de 2019 en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

“Aunque la cirugía metabólica, definida como procedimientos que influyen en el metabolismo al inducir la pérdida de peso y alterar la fisiología gastrointestinal, mejora significativamente los factores de riesgo cardiometabólico, el efecto sobre los resultados cardiovasculares se ha caracterizado menos”, concluyeron el autor principal, Ali Aminian, MD, de la Clínica Cleveland y colegas. “Los resultados de este estudio observacional deben confirmarse en ensayos clínicos aleatorios”.

La cirugía metabólica, en contraste con la cirugía bariátrica, tiene como objetivo abordar específicamente la diabetes tipo 2 que no responde a los cambios en el estilo de vida y la medicación, en lugar de la obesidad como tal. La cirugía bariátrica generalmente se realiza en aquellos con un índice de masa corporal (IMC) de al menos 40 kg/m2, en comparación con la cirugía metabólica, que incluye a participantes con IMC tan bajos como 27 kg/m2. Y, mientras que a quienes les realizan cirugía bariátrica son relativamente jóvenes y predominantemente femeninos, con pocas anormalidades cardiometabólicas, aquellos a quienes les realizan cirugía metabólica son mayores, una mayor proporción son hombres y con más comorbilidades cardiometabólicas, e incluso enfermedades cardiovasculares manifiestas.

Leer artículo completo en hospimedica.es/tec.-quirurgica

Presente y futuro de la innovación en imágenes diagnósticas

Presente y futuro de la innovación en imágenes diagnósticas

Uno de los expertos en Latinoamérica en innovación en salud, el Dr. José Sinay Arévalo, compartió con El Hospital sus ideas en lo que debe ser la radiología hoy.

Las tecnologías en imágenes médicas han experimentado grandes cambios en los últimos 25 años que han transformado a la atención médica a los pacientes: desde sistemas analógicos a digitales, de imágenes invasivas a no invasivas y desde imágenes bidimensionales pixeladas, en blanco y negro, hasta imágenes tridimensionales sobresalientes en color.

A pesar de lo impactante que ha sido esto, las imágenes diagnósticas continúan en permanente transformación. A diferencia de las innovaciones del pasado, los avances pueden tener menos que ver con la adquisición de la imagen en sí misma, y, en cambio, se relacionan más con las tecnologías de vanguardia de otras industrias que los impulsan hacia adelante.

Es por eso que se han identificado varias vías a lo largo de las cuales es probable que ocurra la innovación como, por ejemplo, la imagen móvil, el Big Data en el cuidado de la salud, la informática en imágenes y la imagen híbrida.

Para saber más sobre innovación en imágenes diagnósticas, El Hospital entrevistó al Dr. José Sinay Arévalo, médico especialista en Medicina nuclear y profesor de Medicina e Ingeniería Biomédica y del GSB (Graduate School of Business) de la Universidad del Rosario, en Bogotá, Colombia, en cátedras de Medicina nuclear e imágenes diagnósticas, Bioética, derecho médico y Ética de investigación con sujetos humanos, diversidad y multiculturalismo, así como de Innovación y excelencia operacional en salud.

Actualmente es el Jefe de Medicina nuclear e imágenes moleculares y presidente del Comité de ética de investigación clínica de la Fundación Cardioinfantil y ha sido el director de Innovación y planeación, Chief Medical Information Officer y jefe de proyectos especiales de la misma organización.

EH: ¿Por qué cree que todo el mundo habla hoy de innovación? ¿Es moda? ¿Es una realidad?

Dr. José Sinay Arévalo (JSA): Innovar es, en su sentido fuerte, transformar ideas en valor. Ya sea valor entendido como riqueza en el plano económico o valor en el sentido social u organizacional de una empresa como desarrollo, crecimiento o sostenibilidad, dando por supuesto respuesta a las necesidades de sus sujetos relacionados (usuarios, clientes, patrocinadores o inversionistas, pacientes).

Así entonces, la innovación no es una moda, es una necesidad social-empresarial-gremial. La innovación es real, ya que a través de la generación y/o utilización del conocimiento se crean “novedades”, es decir productos, servicios o procesos “nuevos” para esa sociedad-empresa-gremio específica o bien se entregan o realizan mejoras significativas a productos, servicios o procesos ya existentes, generando ese valor esperado por los participantes, traducido en éxito y satisfacción.

“Para que una organización sea de verdad innovadora no es necesario escribir la palabra ‘innovación’ en los escritorios, paredes y servilletas o en su organigrama o misión empresarial. Hay que prepararse, organizarse, invertir y ser pacientes. Por no decir también valientes”

Para que una organización sea de verdad innovadora no es necesario escribir la palabra ‘innovación’ en los escritorios, paredes y servilletas o en su organigrama o misión empresarial. Hay que prepararse, organizarse, invertir y ser pacientes. Por no decir también valientes.

Leer artículo completo en: elhospital.com/Presente…en-imagenes

Mercado de equipos y dispositivos médicos mantiene perspectivas de crecimiento en América Latina

Mercado de equipos y dispositivos médicos mantiene perspectivas de crecimiento en América Latina

El equipo integral para el diagnóstico de afecciones médicas es un área importante de crecimiento en América Latina, según HospiScope.

La adopción generalizada de tecnología, junto con las crecientes poblaciones de individuos con necesidades de salud específicas, empuja a los hospitales latinoamericanos a ampliar su conteo de equipos en una amplia variedad de formas y de paso, sumar esfuerzos en términos de personal para las instalaciones. El ejercicio de extrapolación de datos de HospiScope indica que las categorías de equipos y dispositivos en América Latina continúan subiendo.
Según datos del sistema HospiScope, de Global Health Intelligence (GHI), el equipo integral para el diagnóstico de afecciones médicas es un área importante de crecimiento en América Latina, esto incluye tecnologías de imágenes médicas como rayos X, escáneres de tomografía computarizada (TC) y resonancia magnética (RM), y máquinas de ultrasonido.

La combinación de la adopción generalizada de tecnología, junto con las crecientes poblaciones de individuos con necesidades de salud específicas, empuja a los hospitales latinoamericanos a ampliar su conteo de equipos en una amplia variedad de formas y de paso, a sumar esfuerzos en términos de personal para las instalaciones. Así lo señala el informe de GHI.

El ejercicio de extrapolación de datos de HospiScope, indica que las categorías de equipos y dispositivos en América Latina continúan subiendo. Por ejemplo, entre 2017 y 2018, los sistemas de medicina nuclear muestran un aumento en la cantidad de los que fueron instalados en hospitales en Perú, Brasil y México. También en el mismo periodo se observa que la tecnología de imágenes, incluidas las máquinas de rayos X, de resonancia magnética, de ultrasonido y los escáneres de TC, crecieron en Brasil, Chile, México, Panamá y Puerto Rico.

El aumento de la obesidad, la enfermedad renal y otros problemas de salud conduce a una mayor necesidad de máquinas de hemodiálisis. Entre 2017 y 2018, el recuento de estos equipos subió 6,5 % en Chile, 25 % en Colombia, 14 % en Costa Rica, 5,2 % en Argentina, 37 % en Panamá, 10 % en México y 36 % en Puerto Rico.

Las crecientes tasas de obesidad, diabetes y enfermedades cardíacas impulsan la necesidad de máquinas de electrocardiogramas, de ecocardiogramas y bombas de infusión. Entre 2017 y 2018, se reportaron aumentos en el equipo base instalado para diagnosticar y tratar algunas, o todas estas afecciones en hospitales de Brasil, México, Costa Rica, Guatemala, Panamá y Perú.

Con respecto a estimaciones para diferentes categorías de productos específicos, HospiScope señala que el mercado latinoamericano de capnografía, máquinas que se utilizan para controlar la respiración durante los procedimientos médicos, tiene un valor actual de casi 10 millones de dólares; sin embargo, se proyecta que crezca a más de 30 millones para 2021.

Las máquinas de resonancia magnética están teniendo una adopción generalizada en toda la región; se espera que el mercado alcance un valor de 1,3 mil millones de dólares para el 2021. También se pronostica que el mercado de equipos de ultrasonido alcance los 804 mil millones de dólares en dos años.

En cuanto a equipos de procedimiento hospitalario y como consecuencia del crecimiento de la población que necesita atención médica, artículos de esterilización, máquinas de succión, aparatos quirúrgicos y más son requeridos en las instalaciones. Se espera que el mercado de gases como oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono, así como los equipos necesarios para suministrarlos, se incremente 10 % en los próximos años a un valor proyectado de 1,8 mil millones de dólares para 2020, indica el reporte de GHI.

Referente a equipamiento hospitalario para tratamientos, se observa un desarrollo constante en los últimos años. Se prevé que los dispositivos de asistencia cardíaca en Latinoamérica crecerán a una tasa compuesta anual (CAGR, por su sigla en inglés) de 7,5 % y alcanzarán un valor de 151 millones de dólares para 2021.

De igual manera, se pronostica que el mercado de radiofármacos en la región aumente a una CAGR del 12 % hasta 2021, y las bombas de infusión y los accesorios relacionados sean un mercado de 672 millones de dólares para el mismo año, con una CAGR de 6,6 % proyectada.

No es extraño que este aumento en la capacidad instalada se combine con un incremento en las necesidades de personal. Según HospiScope, varios hospitales reportan progresión en términos de capital humano. Entre 2016 y 2017, en Costa Rica, por ejemplo, se contrató 24 % más de médicos, Chile 13 % en médicos generales, Panamá, un refuerzo del 47 % en enfermeras generales, Puerto Rico, 21 % en médicos y México 9 % en médicos generales.

A continuación se muestra el incremento de varias tecnologías basado en extrapolaciones de datos de HospiScope.

 

Leer artículo completo en elhospital.com/…/Mercado-de-equipos

Presentan segunda hoja de ruta de investigación sobre IA de imágenes médicas

Presentan segunda hoja de ruta de investigación sobre IA de imágenes médicas

El informe de la ACR detalla los desafíos de la IA en la práctica clíncia y resume las prioridades para la investigación traslacional de esta para imágenes médicas.

La revista del Colegio Americano de Radiología (ACR, por su sigla en inglés), publicó un informe que detalla los desafíos de la inteligencia artificial (IA), en el mundo real y resume las prioridades para la investigación traslacional en la materia para así ayudar a acelerar el uso seguro y efectivo de la IA en la práctica clínica.

El informe es la segunda parte de una hoja de ruta publicada en radiología que describe los desafíos, las oportunidades y las prioridades para la investigación fundamental en IA para imágenes médicas. Los dos documentos son el resultado de un taller convocado en agosto de 2018, por el Instituto Nacional de Imagen Biomédica y Bioingeniería para explorar el futuro de la IA en la especialidad.

Aunque los avances en la investigación fundamental se producen de forma rápida, la traducción a la práctica clínica habitual es más lenta porque se debe asegurar que la IA en las imágenes médicas sea útil, segura, efectiva y que se integre de forma fácil en los flujos de trabajo de radiología existentes antes de que puedan usarse en la atención de rutina del paciente”, dijo Bibb Allen, director médico del Instituto de Ciencia de Datos del Colegio Americano de Radiología.

La segunda hoja de ruta describe cuatro elementos claves. El primero, crear casos de uso de IA estructurados, definir y resaltar los desafíos clínicos que la IA puede resolver; segundo, establecer métodos para fomentar el intercambio de datos para la capacitación y prueba de algoritmos de IA para promover la generalización a la práctica clínica y mitigar sesgos no intencionales; también, establecer herramientas para la validación y el monitoreo del desempeño de los algoritmos de IA para facilitar la aprobación regulatoria y, por último, el desarrollo de estándares y elementos de datos comunes para una integración perfecta de las herramientas de IA en los flujos de trabajo clínicos existentes.

La radiología transformó la práctica de la medicina en el siglo pasado y la IA tiene el potencial de impactar de manera sustancial la radiología de manera positiva. Esta hoja de ruta es una encuesta y análisis oportunos realizados por expertos en agencias federales y entre nuestras sociedades industriales y profesionales, que ayudarán a aprovechar al máximo las tecnologías de IA a medida que impactan en el campo de las imágenes médicas”, comentó Krishna Kandarpa, coautor del informe y director de ciencias de investigación y direcciones estratégicas en el Instituto Nacional de Imagen Biomédica y Bioingeniería.

Los autores sugieren que la aplicación de IA puede afectar todo el proceso de radiología, desde la decisión clínica de realizar imágenes de diagnóstico, hasta la preparación de los pacientes para los procedimientos, la realización de la exploración, la interpretación de los resultados y por último, la gestión del flujo de trabajo en departamentos de radiología.

“El documento complementario brindó una guía para avanzar en la investigación fundamental del aprendizaje automático. Pero para que la investigación primordial beneficie a los pacientes, los nuevos algoritmos deben evaluarse y desplegarse de manera segura y efectiva. Este nuevo documento brinda orientación para la traducción clínica de la innovación en IA. Juntas, estas dos hojas de ruta muestran cómo la IA no solo transformará el trabajo de los radiólogos y otros generadores de imágenes médicas, sino que también mejorará la prestación de atención en todo el entorno clínico”, expresó Curtis Langlotz, coautor del informe.

Leer artículo completo en elhospital.com/temas/Presentan…investigacion

Recomendaciones para modernizar y lograr costo-efectividad en una unidad materno infantil

Recomendaciones para modernizar y lograr costo-efectividad en una unidad materno infantil

Una gestión tecnológica estratégica ligada a la ejecución de un plan de desarrollo, enmarcado en un plazo concreto, es crucial en la atención materno infantil.

Brindar una atención segura y de calidad para pacientes con alto nivel de vulnerabilidad como los neonatos es una labor que inicia desde los servicios asistenciales que se ofrecen a la madre. Un moderno equipo humano dotado con la tecnología adecuada es un factor indispensable para que una institución materno infantil alcance este propósito, no obstante, durante su ejecución existen diferentes riesgos e implicaciones que se recomienda evaluar de manera previa.

Para tal fin, existen herramientas como la evaluación de la tecnología, la cual sienta sus bases en la búsqueda de buenos resultados en seguridad y costo-efectividad. Se estima que el 95 % de las muertes materno fetales son prevenibles si se utiliza el conocimiento disponible con tecnología de vanguardia, y las mujeres tienen acceso oportuno y con calidad a las intervenciones de salud costo-efectivas.

Universitaria Bolivariana, institución colombiana de referencia en el cuidado materno fetal y neonatal a nivel nacional e internacional, es un experto en temas de costo efectividad en salud y a quien El Hospital consultó para conocer más sobre calidad en unidades materno infantiles.

El Hospital (EH): ¿Cuál es el gran diferencial de una institución materno infantil frente a otras entidades de salud?

Dr. Juan Guillermo Barrientos (JGB): Recordemos que el paciente neonatal es aquel que va hasta el primer mes de vida, por lo tanto, en una institución materno infantil lo que se pretende es brindar una atención completa tanto al neonato como a la madre. Incluso, si el cuidado se orienta también a las pacientes que están en la etapa preconcepcional, lo que implica una atención genética y todo lo que sigue de allí en adelante, considerando la posibilidad de que la paciente pueda estar sin o con riesgo obstétrico, esta última considerada como una situación que pone en peligro tanto al bebé como a la mamá.

Para aquellos pacientes que nacen prematuros, o con alguna condición de salud especial, una clínica materno infantil debe centrar sus esfuerzos de atención para alcanzar su recuperación. De igual forma, ocurre con las pacientes maternas, las comorbilidades como la diabetes, hipertensión o lupus pueden llevarla a una complicación convirtiéndose en un estado de alto riesgo obstétrico. Para lograr un cuidado de calidad, es necesario involucrar un equipo multidisciplinario de profesionales considerando, entre otros, pediatras, neonatólogos, perinatólogos, nutricionistas, terapistas, intensivistas, reumatólogos, psicólogos o trabajadores sociales.

Por lo tanto, el equipo humano con conocimiento moderno en la infraestructura y la tecnología son pilares fundamentales para garantizar un servicio seguro, con calidad y resultados costo efectivos.

EH: A nivel tecnológico o de equipos médicos, ¿cuáles deben ser las fortalezas de una institución materno infantil?

JGB: Deben darse tanto en la infraestructura como en la dotación tecnológica. Por ejemplo, el área quirúrgica se debe pensar para que su funcionamiento sea independiente, según cada paciente. En nuestra experiencia, la Clínica Bolivariana cuenta con quirófanos para pacientes adultos que requieren procedimientos tradicionales, pero también se dispone de salas especiales para maternas, las cuales están articuladas con las Unidades de Cuidado Intensivo Neonatal (UCIN).

El quirófano se orienta hacia la atención completa de la materna, considerando todas las posibles complicaciones que puedan ocurrir durante su estancia. En este tipo de salas quirúrgicas se pueden realizar procedimientos intra uterinos, como por ejemplo, la cirugía fetal del mielomeningocele (corrección del tubo neural), o procedimientos quirúrgicos para corregir la atresia esofágica. Este tipo de intervenciones no son comunes en otras instituciones, pero para la especialidad materno infantil sí lo son y, por lo tanto, requieren de un componente de tecnología en particular.

“La unidad neonatal intensiva debe tener una dotación especial para la atención segura de este tipo de pacientes. Son parte de este equipamiento los sistemas de ventilación mecánica que garanticen una terapia pulmonar adecuada o incubadoras para generar un ambiente apropiado”

La unidad neonatal intensiva debe tener una dotación especial para la atención segura de este tipo de pacientes. Son parte de este equipamiento los sistemas de ventilación mecánica que garanticen una terapia pulmonar adecuada o incubadoras para generar un ambiente apropiado.

Otro caso singular es para aquellos pacientes con encefalopatía hipóxica isquémica, catalogada como de alto riesgo, ya que el neonato experimenta un episodio de falta de oxígeno durante el proceso del parto. Esta condición genera un daño cerebral que puede ser irreversible.

Leer artículo completo en: elhospital.com/…/Recomendaciones