Cirugía metabólica reduce los incidentes adversos durante los eventos CV

Según un estudio nuevo, la cirugía metabólica se asocia con menos eventos cardiovasculares adversos mayores (MACE, por sus siglas en inglés) en pacientes con diabetes tipo 2 (DT2) y obesidad.

Investigadores de la Clínica Cleveland (CC, OH, EUA), la Universidad Estatal de Ohio (OSU, Columbus, EUA) y otras instituciones, realizaron un estudio de cohorte retrospectivo de 13.722 pacientes para investigar la relación entre la cirugía metabólica y MACE en pacientes con diabetes tipo 2 y obesidad. En total, 2.287 participantes en el estudio fueron emparejados 1:5 a pacientes no quirúrgicos, lo que resultó en 11.435 pacientes control, con un seguimiento hasta diciembre de 2018. El resultado primario fue la incidencia de MACE extendida, un compuesto de seis resultados (mortalidad por todas las causas, insuficiencia cardiaca, eventos coronarios, eventos cerebrovasculares, nefropatía y fibrilación auricular).

Los resultados revelaron que al final del período de estudio, 385 pacientes (30,8%) en el grupo quirúrgico y 3.243 pacientes (47,7%) en el grupo no quirúrgico experimentaron un punto final primario, una diferencia de riesgo absoluta de 8 años de 16,9%. La mortalidad por todas las causas ocurrió en 112 pacientes (10%) en el grupo de cirugía metabólica y 1.111 pacientes (17,8%) en el grupo no quirúrgico. La cirugía metabólica se asoció significativamente con un menor riesgo de incidentes MACE, para una relación de riesgo de 0,61. El estudio fue publicado el 2 de septiembre de 2019 en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

“Aunque la cirugía metabólica, definida como procedimientos que influyen en el metabolismo al inducir la pérdida de peso y alterar la fisiología gastrointestinal, mejora significativamente los factores de riesgo cardiometabólico, el efecto sobre los resultados cardiovasculares se ha caracterizado menos”, concluyeron el autor principal, Ali Aminian, MD, de la Clínica Cleveland y colegas. “Los resultados de este estudio observacional deben confirmarse en ensayos clínicos aleatorios”.

La cirugía metabólica, en contraste con la cirugía bariátrica, tiene como objetivo abordar específicamente la diabetes tipo 2 que no responde a los cambios en el estilo de vida y la medicación, en lugar de la obesidad como tal. La cirugía bariátrica generalmente se realiza en aquellos con un índice de masa corporal (IMC) de al menos 40 kg/m2, en comparación con la cirugía metabólica, que incluye a participantes con IMC tan bajos como 27 kg/m2. Y, mientras que a quienes les realizan cirugía bariátrica son relativamente jóvenes y predominantemente femeninos, con pocas anormalidades cardiometabólicas, aquellos a quienes les realizan cirugía metabólica son mayores, una mayor proporción son hombres y con más comorbilidades cardiometabólicas, e incluso enfermedades cardiovasculares manifiestas.

Leer artículo completo en hospimedica.es/tec.-quirurgica